CLAROSCUROS / EL GRAN GURÚ

Por Salvador Castro Iglesias

 

A lo largo del tiempo han existido personas con grandes capacidades, con mucho conocimiento de la vida, de las cosas y demás. Muchos los llaman Gurús.

En los tiempos modernos tenemos otras herramientas para hacernos llegar el conocimiento, los libros impresos y digitales, los ancianos (cuando recurrimos a ellos y nos damos el tiempo para escucharlos), Google y por supuesto no podía faltar Facebook.

Muchas personas (millones para ser un poco más preciso) a diario consultan sus dudas en Facebook, muchos toman los consejos que ahí se vierten y los dan como hechos.

En algunos casos son ciertos, máxime cuando son expresados por personas que si saben del tema a tratar, Doctores, Ingenieros, Profesores y muchos más, que dedican algo de su tiempo para compartir ideas, experiencias y otras cosas.

Pero (aquí viene el pero), también encuentra uno a muchos auténticos vividores y analfabetas que opinan, dan cátedra y hasta se atreven a jurar por Dios, la Virgen y todos los Santos que lo que comparten es verdad, ya que aquello que dicen les consta (sin dar o aportar ninguna prueba fehaciente de lo dicho.

La realidad es que con las nuevas autopistas de la información, mucho de ella se deforma, se tergiversa, se acomoda y se replantea por gusto, por no tener otra cosa que hacer, o solo porque si, porque le dio su reglada gana al que lo publicó.

Y ahí tienen ustedes a un montón de gente dando por hecho algo que al final de cuentas o al paso de los minutos, horas o días termina siendo solo una farsa ¿para que?, vaya usted a saber.

Se está haciendo un mal uso de estas herramientas que al principio se pensaron para acercar a la gente a pesar de las distancias físicas, para compartir ideas y pensamientos positivos y no para crear supuestos que a nada ni a nadie benefician.

Se hace un uso malvado de las redes para causar asombro, estupor, miedo, etc. O bien para asustar a los pobres crédulos con chismes sobre el fin del mundo, sobre la maldad de alguien o bien, para tratar de intimidar a alguien solo porque no se esté de acuerdo con él, obvio, con un perfil falso ¿Cómo la ven o la leen ?.

Hoy en día el gran Gurú de conocimiento (al menos eso piensa mucha gente) es el Facebook, el que todo lo sabe (y si no lo inventa), adiós entonces a la investigación, a la comprobación de los hechos y demás, es mucho más fácil creerle a alguien que publica algo para darlo por cierto.

Debemos de estar atentos a ese tipo de publicaciones catastróficas que a nada llevan, a verificar lo escrito por alguien, a investigar quien es ese alguien y a revisar muy bien esas peticiones para que agreguemos a alguien solo por la foto que publica en su perfil.

Existe mucha gente que se dedica hoy en día a buscar extorsionar a otros a través de las redes sociales y por ello siempre será muy importante saber a quien agregamos antes de darle click y aceptarlo.

Nos leemos más adelante …

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •