CLAROSCUROS / SIN CAMBIOS NO HAY CAMBIO

Por Salvador Castro Iglesias

 

Desde hace ya muchos años he escuchado la frase “Hay que hacer cambios” y nunca deja de sorprenderme la gran cantidad de cambios que el mundo ha experimentado.

Vamos evolucionando como especie, dejando atrás atavismos, miedos, temores y actitudes que hoy en día ya no nos funcionan.

El tiempo va cambiando, se retoman ideas del pasado, se ajustan y se modifican buscando mejorar y aprender nuevas formas de convivencia.

En el caso de mi querida Baja California Sur muchas cosas van cambiando, la forma de interactuar, de pensar y de actuar ante nuevos retos y posibilidades de avanzar se presentan hoy ante la llegada de nuevos actores políticos que traen una nueva visión de gobernar.

Se plantea un plan de austeridad que invita a la reflexión y sobre todo a la acción, evitar derroches de recursos para solucionar problemas que a todos nos atañen, renovar hospitales, llevar una mejor atención a los desvalidos, crear nuevas fuentes de trabajo y sobre todo apretar el cinturón en el gobierno del estado para hacer más fructífera y eficiente la administración pública.

Buscar reducir el gasto público en nóminas y en las oficinas de gobierno es una prioridad planteada por el Ejecutivo y tener un ahorro con ello significativo.

Bien dicen que todo cambio no siempre es bien recibido, pero al final los hechos son contundentes y todos esperamos que esos ahorros que se plantean vengan en beneficio de todos los Sudcalifornianos.

En los Ayuntamientos (a excepción de Los Cabos) están al borde de la bancarrota, malas administraciones, el exceso de personal, el uso discrecional de recursos tienen a estos en la precariedad, sin recursos para nóminas, para obras y para atención a la ciudadanía. Todo por el mal manejo y aplicación de los mismos.

Y como digo al principio, sin cambios no hay cambio, en un Estado en el que mas del 80% de ingresos es por recursos de la Federación, difícil será poder avanzar, para ello se requiere una política de austeridad que está planteando el Gobernador del Estado Profr. Víctor Castro Cosío.

Hoy la entidad enfrenta graves problemas de abasto de agua, de falta de recursos para el campo y muchos más que se deben atender en lo inmediato y que deberán ser tratados a la brevedad como ya lo planteó el Gobernador.

Muchos de los recortes presupuestales para gasto corriente que se están ajustando serán para obras necesarias sin tener que recurrir a contratar más lo que ayudará a cubrir tales necesidades.

El Gobernador Castro Cosío hace un llamado a la unidad, a la honestidad y al aprovechamiento adecuado de los recursos públicos y claramente indica que en su gobierno no se tolerarán prácticas de antaño que implicaban el uso discrecional de los recursos a su disposición y de los funcionarios de Gobierno.

Retomar las audiencias públicas permite que muchos de los reclamos puedan ser retomados, resueltos de viva voz y que puedan darle solución a ellos en menor tiempo. Amén de que el pueblo pueda acceder y ser escuchados por el Gobernador y sus funcionarios.

En otras entregas escribí que solo unidos es como todos podremos salir adelante, que pueblo y gobierno deberemos jalar parejo y que cada quien deberá poner su parte para lograrlo.

Para ello son hoy importantes estar dispuestos a hacer cambios, siempre para mejorar, levantado la voz cuando sea necesario, señalar con respeto aquello que nos parezca que va mal, todo en aras de avanzar y no de retroceder.

Los cambios siempre serán bienvenidos cuando traigan beneficios, cuando las acciones demuestren la valía de ellos y podamos entenderlos y adoptarlos.

Uno de los grandes cambios es la forma de gobernar del gobierno actual, ser incluyente sin distingos de partidos políticos, invitando a todos a formar parte de esta nueva forma de hacerlo, sencilla y tomando las cosas de frente, invitando a los ciudadanos a emprender acciones tan básicas como barrer nuestras calles todos juntos, porque al final de cuentas todos somos Sudcalifornianos y esa es una señal inequívoca de que al hacerlo nos reencontramos y formamos parte de un todo.

Algunos dirán que estas acciones son populistas, respeto su opinión esté o no de acuerdo con ellos, pero no dejo de pensar que sin cambios no hay cambio, también que aunque la labor de mantener nuestras calles limpias es una labor de los gobiernos Municipales, nunca está de más poner nuestro granito de arena para que La Paz y el estado vuelva a ser uno de los más limpios de país, pequeñas acciones hacen grandes acciones.

¿Hay mucho por hacer?, claro que si, venimos saliendo de una gran crisis agravada por la pandemia por COVID-19, con nuestra economía afectada y poder hacer recortes en el gasto de los gobiernos Estatales y Municipales por supuesto que nos ayudará a todos, mucho más si esos recursos se aplican sabiamente en ayudar a resolverlos.

Nos leemos más adelante …

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •