MICRÓPOLIS / NI “PUCHAS” NI LEONEL

Por Bertoldo Velasco Silva

 

En la pasada visita presidencial, nos pudimos percatar de varios hechos políticos relevantes para ciertos políticos sudcalifornianos que se dicen estar a la diestra del inquilino de palacio nacional -con rentas congeladas, para el que bien sabe de estos menesteres inmobiliarios-, les dejó a estos personajes que lo que manifiestan está muy lejos de esa realidad, con lo cual se confirma que no están cobijados por el “manto sagrado” y los ubicó en estatus político, por tanto aquellos que rodean a ambos personajes, deben tomar en cuenta que nada tienen a la segura, ni siquiera una candidatura a regidor suplente.

Haciendo una breve cronología desde el arribo hasta el despido del Ejecutivo federal, lo más relevante que se le pudo escuchar, primeramente, en su famosa mañanera, cuando una colega le cuestionó el asunto sobre la liberación del pez dorado a la pesca comercial, descanchadamente a su más viejo estilo, contestó que “el pueblo lo decida”, independientemente de las promesas que hizo el año pasado sobre la desaladora para Los Cabos. Posteriormente se llevó a cabo una reunión con gobernadores y representantes de gobernadores previo a la ceremonia de unción del Ejecutivo Estatal, Carlos Mendoza Davis, como Presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO), por cierto, en ese entorno, dejó plasmado quedó bien posicionado ante sus pares por la propuesta de rumbo que requiere y demanda esta país, la cual fue acogida con gran aceptación.

Con gran responsabilidad Mendoza Davis agarró el toro por los cuernos ante los grandes y graves problemas nacionales, que en materia de seguridad, salud, educación, del campo y la pesca, que es en sí, lo que tiene sumido al país en una lucha entre el poder ejecutivo federal y los poderes estatales. En ese sentido, el gobernante sudcaliforniano señaló de la importancia del federalismo que es el sustento de esta República como de su sistema democrático.

Posteriormente se lleva a cabo una segunda reunión en donde el Ejecutivo Federal donde fueron convocados -de nueva cuenta-, los gobernadores y los secretarios de estado que le acompañaron, como de Marina, del Ejercito como de Seguridad Nacional, y curiosamente ni en el primero ni en el segundo agape, no fueron requeridos el aún flamante superdelegado Víctor Castro Cosío, que a la postre viene siendo el representante del gobierno federal en la entidad, ni el subsecretario de seguridad, el otro sudcaliforniano, Leonel Efraín Cota Montaño, quien por cierto, sí asistió al convivio, en otro lugar y muy retirado del primero, pero con una ausencia muy marcada, como la del Puchas, reunión esta a la que solo acudieron los asistentes o ayudantes de los gobernadores que vinieron a cobijar el evento de la CONAGO.

Para el que sabe de lecturas políticas, entenderá que ni Efraín Cota ni Víctor Castro, fueron requeridos para los eventos del pasado viernes 21 de febrero, donde como bien ansiaban, sentirse arropados para la figura presidencial, casi recordando aquella famosa frase del que fuera eterno líder de la CTM Don Fidel Velázquez, quien por muchos años mantuvo el poder para las sucesiones presidenciales, “el que se mueve, no sale en la foto”, ahora a manera de interpretarlo contemporáneamente, no pudieron tomarse “la selfie”, al estilo Peña Nieto, para poderlas presumir de esa supuesta cercanía con quien ahora gobierna este país.

Recordando al buen doctor y político Sudcaliforniano -ya desaparecido- Don Raúl Carrillo Silva, quien por cierto, fue asesor del entonces Secretario de Salud en el país, Jesús Kumate, cuando tuvo la osadía de preguntarle al Ministro de Salud, ¿cuál era el papel de nosotros los asesores?, ya que le presentábamos las tarjetas informativas de lo que debería tratar en cada evento, y curiosamente, no los tomaba en cuenta, y su respuesta fue, que sí los tomaba en cuenta esas opiniones, pero lo hacía siempre al revés. ¿Por qué viene a colación esto?, porque, cuando los gobernadores acordaron con el secretario de salud lo referente al INSABI, llega al presidente este acuerdo, pero no los toma en cuenta y toma su propia decisión, no aceptando lo acordado por su gabinete de salud.

Continuando con la breve reseña, es cierto, en los eventos de ese viernes negro para los políticos ambos personajes que se dicen manejadores de la política sudcaliforniana, como Efraín Cota y Víctor Castro, si estuvieron en los eventos, aunque llegaron tarden, pero como si no hubiesen estado, y ahí incluimos a los asistentes, a los alcaldes de La Paz y Los Cabos, Rubén Gregorio Muñoz Álvarez y Jesús Armida Castro Guzmán.

Al que si no lo calienta ni el sol, es al Puchas, porque se le observó todavía en la foto de despedida, desencajado, fachadiento, porque corre el riesgo de quedarse como el perro de las dos tortas, ni con una ni con otra, esto viene a colación, ya que se corrió muy fuerte el rumor, de que dejará la flamante representación federal y por ende, ya no le importaba al Ejecutivo Federal, pero tiene otro gran problema, cómo va a regresar al senado, si fue uno de los principales críticos donde denostaba las acciones del entonces gobernador de Chiapas y a la postre senador electo, Manuel Velasco, por cierto llegó a la gubernatura por el Partido Verde Ecologista, y al senado por igual, donde con acres palabras le increpó los actos de corrupción siendo gobernador. Y para nadie es secreto que el hoy senador del Verde, Manuel Velasco, está rendido a los pies de López Obrador y es uña y mugre, del líder de la fracción morenista en el Senado Ricardo Monreal, quien por cierto tiene bajo su tutela al suplente de Víctor Castro, Ricardo Velázquez, quien también añora ser candidato a gobernador y con ese padrinazgo no dejará el cargo ante el fracaso político que ha registrado el Puchas en su loca y desmedida ambición de ser el abanderado morenista a la gubernatura.

Ante estos escenarios, nos queda claro que el inquilino de palacio nacional no se deja llevar por el canto de las sirenas, más, en tierras sudcalifornianas, porque es bien sabido que el Ejecutivo Federal, siempre tiene… otros datos. En consecuencia, todos los engaños de esos personajes políticos, y que traen acelerados a un pequeño grupo de incondicionales, probablemente se quedan chiflando con el pinole en la loma.

MICROTEMAS

Se vive una etapa de incertidumbre al interior del Congreso del Estado, que por cierto, el pasado lunes (24 de febrero), fueron convocados los diputados a una reunión para revisar el cambio de estafeta en la oficialía mayor, la cual, se cancela por no existir el quorum para llegar a acuerdos. Pero, independientemente de esto, se barajaron algunos nombres para llevar a cabo esta sustitución. Y mañosamente el diputado Esteban Ojeda quiso hacer el madruguete para imponer e un incondicional del propio legislador, que para el caso pudiera resultar irrelevante, pero en el accionar interno es una figurativa que lleva el peso de las sesiones tanto de la permanente como las del periodo ordinario, y al parecer, el actual, carece de esos conocimientos para no meter en complicaciones a los legisladores. Viene esto en relación, de que es bien sabido que el próximo 15 de marzo, se instala el periodo ordinario de sesiones del segundo año legislativo, prácticamente, para aquellos que tengan alguna aspiración política rumbo al 2021, se les acorta su quehacer legislativo.

Ante las fisuras que hay en este Congreso, se requiere que el nuevo enlace legislativo empiece a operar con su experiencia política para cabildear lo necesario, porque no lo mandaron de observador sino a coordinar toda aquella iniciativa que vaya en beneficio de la población en general y no de interés particular. Tiene que bajarse del riel donde estaba, porque tiene una nueva responsabilidad, y ahí tiene que estar.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •