REVISAN COMERCIOS COMO LUGARES LIBRES DE HUMO

  • Este trabajo se lleva a cabo por personal de la Red Estatal de Salud Mental y Prevención de Adicciones y de la Comisión Estatal de Protección contra Riesgos Sanitarios.

Redacción

 

Como resultado de los esfuerzos institucionales que lleva a cabo el Gobierno de Baja California Sur para proteger la salud de la población no fumadora de los efectos dañinos que provoca el consumo de cigarros, un total de cien inmuebles, públicos y privados, se acreditaron en este 2020 como espacios libres de humo de tabaco.

Este trabajo, que se lleva a cabo por personal de la Red Estatal de Salud Mental y Prevención de Adicciones y de la Comisión Estatal de Protección contra Riesgos Sanitarios, y se tuvo continuidad en esta pandemia al tener conciencia de que el tabaquismo, activo y pasivo es un factor de riesgo para personas infectadas por el Covid-19, expresó el titular del ramo en la entidad, Víctor George Flores.

En este contexto, los trabajadores de estas dependencias estatales realizan visitas programadas a instituciones públicas, empresas de diversos giros y espacios comerciales para informarlos sobre las disposiciones contenidas en la Ley de Protección Contra la Exposición al Humo de Tabaco, que entre contempla diversas disposiciones como lo es la designación de espacios 100 por ciento libres de humo de tabaco a los sitios públicos cerrados, los lugares interiores de trabajo, así como las puertas de acceso y salida.

En este diálogo con los responsables de los inmuebles, los profesionales de la salud exponen las graves consecuencias que la adicción al tabaco puede generar, en especial en este momento en que se enfrenta una contingencia sanitaria por una enfermedad que ataca al sistema respiratorio. Además se les recuerda que ese consumo es asociado con padecimientos cardiovasculares y cancerígenos.

También se dan a conocer las alternativas gratuitas que la Secretaría de Salud brinda a las personas interesadas en dejar de fumar, como es la atención telefónica o presencial con seguimiento de medidas preventivas por Covid-19 que se brindan en la Clínica de Ayuda para Dejar de Fumar, así como los Centros de Atención Primaria en Adicciones.

Antes de recibir sus acreditaciones como espacios 100 por cientos libres de humo de tabaco, los responsables y trabajadores de estos inmuebles cursan una serie de capacitaciones y atienden medidas como la colocación de señalética informativa sobre los perjuicios para la salud que genera el tabaquismo y sobre los números telefónicos que se deben marcar para denunciar a quien violente la legislación vigente en la materia, finalizó.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •