ABCdario / LEGITIMIDAD

Por Víctor Octavio García

 

Por lo que se ve, Lupita Saldaña aun no logra encontrarle la cuadratura al círculo, tiene más de un mes que fue “electa” dirigente del PAN en el estado y sigue sin dar color, un mes subiendo selfies en su muro en el feis sin más trascendencia mediática como la de aquel borreguero que todos los días gritaba “hay viene el lobo”. Según los resultados del proceso interno donde resultó “electa” presidenta del partido, “fue una elección de calle”, ganándole dos a uno a su contrincante Maritza Muñoz, con todo y su apabullante triunfo no tiene asideros políticos ni trae legitimidad partidista así den misa o deje de caer sereno.

Y no es para menos, el proceso interno que vivieron los panistas hubo de todo menos piso parejo, un proceso de origen viciado, cuestionado y al final impugnado ante los órganos internos del partido y ante el tribunal federal electoral, lo que en los hechos terminan exhibiéndola como una dirigente condenada a repetir su historia; hoy, a más de un mes de aquella elección anticlimática donde se convirtió en sota, caballo y rey al interior del PAN en BCS, sigue sin entender que perdieron el poder (gubernatura) y que están por perder el partido, tema que no entiende ni entenderá.

Hace dos días uno de sus férreos panegiristas presumió en las redes la sentencia del TRIFE en la que el máximo órgano electoral reconoce la elección de Lupita Saldaña como legal y legítima, y lo es términos formales, eso no está en discusión, lo que está en duda ¡ya vaya que en duda! es una real legitimidad que le negó la militancia panista y que jamás obtuvo en el proceso interno, una legitimidad ausente, inexistente, bofa, chata que guste o no, marcaran sus actos como dirigente partidista.

Imagínese que fuerza puede tener la dirigente de un partido de oposición carente de legitimidad y de identidad partidista, por eso que sus críticas al gobierno del estado y a los ayuntamientos locales se ven y se sienten como simples petardos, sin ningún peso en la opinión pública, alguien me decía en tono de mofa el pasado fin de semana; “hay viene Lupita Saldaña a tronarle triques (petardos) al gobernador y Oscar Leggs”, increíble hasta donde ha caído, lo peor es que sigue sin entender ni entenderá el tamaño del ridículo que hace. En fin, allá ella.

Para cualquier comentario, duda o aclaración, diríjase a [email protected]

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •