BALCONEANDO / SE REPITE LA HISTORIA

Por Alejandro Barañano

 

En política formar parte de la adversidad es perder el favor, la consideración, el afecto o la protección de los que están en el poder, por ello muchos eruditos en la materia repiten aquella expresión de que CAER EN DESGRACIA es lo peor que le puede sucederle a un gobernante, y que esto sucede cuando quien lo protegía se olvidó de ellos.

Luego entonces la peor epopeya que puede tener un pueblo es ser representados por un gobernante desfachatado que simplemente se benefician a costilla del erario público, y más aún, cuando dejan de atender con singular soltura las necesidades básicas de sus representados.

Y eso es exactamente lo que está sucediendo hoy en día en el MUNICIPIO DE COMONDÚ, donde ILIANA GUADALUPE TALAMANTES HIGUERA se ve inmersa en un limbo total sin atender ni resolver lo que el pueblo confiaba: Poner en su debido lugar tantas y tantas cosas mal hechas por su antecesor, y cumplir cabalmente con los muchos ofrecimientos que realizó con bombo y platillo cuando estaba en campaña.

Sin embargo existe una vertiente adicional en este embrollo, pues a escasos meses de haber tomado el supuesto control del gobierno municipal, ha caído en el infortunio ante los ojos de la sociedad comundeña. Y tan trae enredada la piola, que se ha montado a la perfección en aquel adagio popular que reza: “Cuando la suerte es mala, a todo quien la padece se le resbala”.

Y lo digo porque los primeros síntomas de repudio comienzan a gestarse en su contra, tan así que muchos piensan que ILIANA GUADALUPE TALAMANTES HIGUERA al igual que su secretario general HUMBERTO ARCE CORDERO, viven en un mundo donde no ven, no escuchan y mucho menos entienden lo que en realidad está sucediendo, lo que los pone por ende contra la pared pues demuestran que no están hechos para el encargo que pomposamente ostentan, pues sus incapacidades, ineptitudes, impericias e ignorancia es palpable ante los ojos del pueblo que confió en ellos.

Ambos –alcaldesa y secretario general del Ayuntamiento–  están cometiendo pasmosos errores tanto financieros como administrativos que atentan directamente en contra la sociedad, pues se dice que ILIANA GUADALUPE TALAMANTES HIGUERA obedece cual lazarillo todas las instrucciones que le infringe HUMBERTO ARCE CORDERO, quien por cierto y aprovechando el raite, goza de un sueldo superior a los 30 mil pesos quincenales mientras que el resto de los empleados les han reducido su salario de 4 mil 300 pesos a tan sólo 2 mil 200 pesos por quincena. ¡QUIHÚBOLE!

Ahora bien, los conflictos internos y los abusos de poder de estos dos saltan a la vista por doquier, pues como ya se dijo al inicio de este espacio, no tiene el GOBIERNO MUNICIPAL DE COMONDÚ capacidad para resolver y atender los servicios básicos tal y como lo son el agua potable, la recolección de basura y el alumbrado público.

Al paso que vamos, tal parece que nuevamente los comundeños volverán a ser víctimas de la corrupción galopante que caracterizó al gobierno de JOSÉ WALTER VALENZUELA ACOSTA, quien burda y descaradamente abusó de su influencia para hacer mal uso intencional de los recursos financieros y humanos a los que tuvo acceso, obviamente anticipando siempre sus mezquinos intereses personales y porque no, incluso hasta los de sus más cercanos allegados.

Así que muchos esperan que lo anterior no suceda, pero a como se ven venir las cosas, creemos que así sucederá, pues igual que el peor PRESIDENTE MUNICIPAL que se tenga memoria en COMONDÚ, esto por sus escándalos –uno tras otro–  y la decepción que generó ante una comunidad que votó por tan polémico personaje, la actual edil y su muy “cercano colaborador” pasarán a la historia como símiles, pues visto queda que no tienen ni el más mínimo ápice de querer cambiar su estilo de ser y de gobernar; por lo que mejor quien esto escribe seguirá BALCONEANDO. . .

 

COMO EN BOTICA

¡BAJO LA LUPA!

Ahora resulta que quien fuera directora del INSTITUTO DE VIVIENDA en la pasada administración gubernamental, ROSALVA CUADRAS LÓPEZ, seguramente tendrá que enfrentar uno o varios procesos penales al detectarse una serie de irregularidades durante el periodo que estuvo al frente de dicha dependencia, esto debido porque se auto liquidó con un millón 800 mil pesos, igual como lo hizo con su pareja sentimental ANTONIO ALFARO, un hijo suyo y otras personas allegadas, provocando un quebranto cercano a los 4 millones de pesos.

Al descubrirse la fechoría, la hoy titular de la dependencia, FERNANDA VILLARREAL GONZÁLEZ, no descartó interponer querellas judiciales en contra de su antecesora, ya que se tiene además información de estar involucrada en la adjudicación de varias viviendas utilizando prestanombres y beneficiando a su familia, esto entre otras situaciones irregulares que se están detectando.

¡Y VA DE NUEVO!

Otra que no canta nada mal las rancheras es ROSA EVELIA SOLORIO RAMÍREZ, la misma que fue funcionaria en los gobiernos municipales de ARMANDO MARTÍNEZ VEGA y RUBÉN GREGORIO MUÑOZ ÁLVAREZ, pues tuvo que negociar ante la autoridad diversos acuerdos resarcitorios para evitar un arguende público.

Ahora la mujer se viene desempeñando como COORDINADORA DE ADMINISTRACIÓN DE CECYTES, en donde por cierto comienza a dar mucho de qué hablar por su estilo peculiar de ser, pues ha demostrado en más de una ocasión una incapacidad total para ocupar el cargo, tan así que son ya muchas las quejas internas que obras en su contra. . . ¡HE DICHO!

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •